Evaluación e infantilismo

El más indulgente comentario que se puede emitir sobre la evaluación, elevada a obligación institucional, se resume en esto: es una muestra de la creencia en Papá Noel. Es por eso que puede extenderse por todos lados, tal y como la hace la creencia de la que es una variante. Con el mismo efecto de infantilización planetaria. Se sabe que no hay Papá Noel completo sin un Padre del azote. Solidaridad indefectible entre la evaluación dulce y el control severo. El niño que no hace de niño es castigado; esa es la regla. Cualquier discurso que no apunte a la infantilización será castigado por los evaluadores, eso es lo que se constata. El control es también eso; la regresión infantil como promesa y principio de la transformación en cosa.

 Milner, J-C., La politica de las cosas,, Miguel Gómez Ediciones, Málaga,2007, p. 46-47

Anuncios

Una respuesta to “Evaluación e infantilismo”

  1. La Evaluación y El Esfuerzo | En Mi Colegio Says:

    […] eso no deja de sorprenderme leer comentarios como El más indulgente comentario que se puede emitir sobre la evaluación, elevada a obligación […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: